+595 21 232 752

cis@unasur.edu.py

Recomendaciones de nuestros profesionales

14/11/2016

DIABETES MELLITUS

Es una enfermedad generada por varias causas. Los pacientes que la padecen presentan elevados niveles de azúcar en la sangre. Existen dos tipos principales de diabetes: la diabetes mellitus insulinodependiente y la diabetes mellitus no insulinodependiente. Lo presenta el Lic. Antonio Danei, profesional del Centro Integral de la Salud.

La diabetes mellitus insulinodependiente, también conocida como diabetes tipo 1, se desarrolla cuando las células del páncreas, encargadas de producir insulina, están destruidas. Este tipo de diabetes afecta mayormente a personas menores de cuarenta años y requiere tratamiento diario con aplicaciones de insulina. Puede presentarse a cualquier edad. La causa es desconocida.
Por su parte, la diabetes mellitus no insulinodependiente se presenta cuando el páncreas aún posee la funcionalidad para producir insulina, aunque en poca cantidad. También se la denomina diabetes mellitus tipo 2 y quienes la padecen deben recibir dietoterapia indicada por el nutricionista, hipoglucemiantes orales prescriptos por el médico, y en casos más graves requieren la aplicación de insulina. Es el tipo de diabetes más frecuente y generalmente se presenta en la edad adulta.

Causas
La insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar glicemia. La diabetes puede aparecer cuando existe poca producción de insulina y la alteración denominada insulinorresistencia. Los pacientes diabéticos presentan hiperglucemia, debido a que el organismo no puede movilizar la glucosa hasta los hepatocitos ?células del hígado-, adipocitos ?células del tejido de las grasas- y células musculares, para que sea almacenada como energía.

Principales síntomas
- Pérdida de peso
- Visión borrosa
- Sed y sequedad en la boca
- Fatiga
- Eliminación de grandes cantidades de orina (especialmente en horas de la noche)
- Sensación de hambre
Los síntomas de la diabetes tipo 1 se desarrollan en un período de tiempo corto y las personas pueden estar muy enfermas para el momento del diagnóstico.
Como la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente, los altos niveles de azúcar en sangre pasan desapercibidos en el paciente, volviéndose una enfermedad completamente asintomática.

Consecuencias
Con el paso del tiempo, la diabetes puede desencadenar otras alteraciones en el organismo como:
- ceguera,
- úlceras en la piel,
- pérdida de la sensibilidad debido al daño de los nervios del cuerpo

Diagnóstico
- Glucemia en ayunas. Según la Asociación Americana de Diabetes, se diagnostica la enfermedad si el resultado es mayor que 126 mg/dL en dos oportunidades. Los niveles entre 100 y 126 mg/dL se denominan alteración de la glucosa en ayunas o prediabetes. Dichos niveles se consideran factores de riesgo para la diabetes tipo 2.
- Prueba de tolerancia a la glucosa oral. Se diagnostica diabetes si el nivel de glucosa es superior a 200 mg/dL luego de 2 horas de ingerir una bebida con glucosa (esta prueba se usa con mayor frecuencia para la diabetes tipo 2).

Tratamiento
Los pacientes con diabetes mellitus insulinodependiente deben aplicarse inyecciones de insulina y consumir una alimentación equilibrada.
La diabetes tipo mellitus no insulinodependiente puede ser contrarrestada con la modificación del estilo de vida y también con un plan de alimentación que contenga el equilibrio correcto de alimentos.
Es importante mencionar que el tratamiento de los pacientes con diabetes debe ser indicado por un equipo multidisciplinario para que mejoren su calidad de vida.

RECOMENDACIONES GENERALES
- Consumir alimentos ricos en fibra.
- Disminuir el consumo de frituras y alimentos grasos como la manteca, margarina y carne grasa.
- Reducir la ingesta de azúcar.
- Mantener un peso saludable.
- Evitar el consumo de alcohol.